JUGANDO CON LAS ESCAPULAS

Los movimientos de los brazos comienzan desde las ESCÁPULAS. Toma conciencia de tu espalda, de todas la posibilidades de movimiento, dales vida, juega con la contracción y expansión. Hacia atrás, juntándolas, hacia adelante, expandiéndolas.

Una buena forma de mantenerla sana, dándole oxígeno y flexibilidad. Relaja los hombros separándolos del cuello. Por ahí comenzamos con la disociación del cuerpo . Verás como al principio tus hombros se cansan, con la práctica, podrás disfrutar de tu danza. . Con Amor Eva Vázquez


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo