Encuentros con el otrx

Tantos miedos y necesidades tenemos que cuando nos encontramos delante de otra persona en la intimidad pasa que no sabemos cómo coño (perdona la expresión) relacionarnos. Y la verdad es que, a veces pienso que es una pena....si eres demasiado honesta o demasiado clara el otro (o la otra) se asusta y se va por patas. Ya piensa que te quieres casar con él o que necesitas que te ponga la "Luna a los pies".


Y,¿por qué no sólo estar presente y dar lo mejor que tenemos en ese momento al otro? Porqué estamos llenitas y llenitos de un montón de creencias que no tenemos ni puta idea. De nuevo te pido disculpas por mi manera de expresarme pero he decido utilizar este blog justo para eso, hablar como me da la gana y exponer mis propias reflexiones sobre acontecimientos que pasan en mi vida, y ésta, también soy yo. Porque sí, porque también utilizo palabras mal sonantes, socialmente.


A lo que voy que me despisto, la única manera de abandonar un poquito el miedo, y poder expresarnos con mayor libertad sin asustar al otro es conocernos más a nosotras mismas, tomar conciencia de las propias heridas y/o sombras y COMUNICARLO. Sin comunicación nuestras relaciones con los demás seguirán siendo superfluas, nos perderemos en los propios miedos y los ajenos... qué sucede si le digo a mi amante de 3 días que su ausencia durante unos días me hace daño y deseo sentirme cuidada, sobre todo después de haber pasado una noche íntima maravillosa? no tengo derecho porque sólo nos conocemos un mes? Soy muy exigente? he de suponer lo que pasa por su cabeza... NO sé tú, pero yo prefiero comunicarlo antes de suponer que me sienta muy mal (lo de suponer). Y porque cuando compartimos cama con otra persona no sólo es sexo, se mueve tanta y tanta energía...


18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo